El Parque de los Toruños ofrece al visitante una red de senderos con más de 30 kilómetros de longitud, que permite configurar diferentes itinerarios dotados de elementos que le dan valor y atractivo, como las pasarelas de madera que salvan tramos inundables, los miradores y las torres de observación, que procuran el disfrute del espacio natural.

Mediante la combinación de los senderos principales, el visitante puede conocer los diferentes hábitats que conviven en el Parque. 

A esta propuesta de senderos se suman las rutas botánicas, diseñadas para  dar a conocer al menos una parte -la más representativa de los distintos ecosistemas que conviven en el parque- de la multitud de especies que componen la flora de este espacio natural.

Los dos itinerarios botánicos que se ofrecen son el que conecta el acceso de la venta el Macka con la playa de Levante pasando por el centro de visitantes, y el que discurre desde el acceso de La Algaida hasta el punto donde este sendero se bifurca hacia la salina de los Desamparados y hacia el puente del río San Pedro.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *